Enviado por Jose el Mar, 17/09/2019 - 18:02
The Sessions
Marketing | Información |  Martes 17 Septiembre 2019

La cultura tiene una ventaja, más o menos intenta crear un sustrato común para todos y que de alguna forma, las personas manejen ciertos conceptos asumiendo un criterio que no es que sea cierto, pero es aceptado como tal por la mayoría de la sociedad.

Ejemplos de esto lo tenemos por todos lados, que es la belleza, que es el amor, que se supone que has de vivir cuando tienes quince o dieciséis años, cual es tu rol como hombre, cual es tu rol como mujer, tu primer amor, tu primer trabajo, la universidad, los amigos, que se espera de ti, etc… El problema es que, además que evoluciona constantemente y te puede pillar en medio de un cambio de modelo y quedarte con cara de idiota, es que no siempre es cierto para todas las personas y todas las sociedades.

Todos los libros, todas las películas colocan el primero amor sobre los quince y los dieciséis, y puede que tu no sepas lo que es, de hecho, que te hayas pasado la vida buscándolo como un desesperado porque ya te toca y lo más parecido que has tenido es unas risas de tus padres porque te pones colorado cuando pasa la chica que te gusta. Obviamente la chica no solo te ignora sinoque deja de ir por ese camino para evitarte.

Podríamos decir lo mismo del amor, de la amistad y de tantos tópicos que uno espera que sean ciertos, porque no nos vamos a engañar, en los libros quedan muy estéticos pero no siempre se trasladan de la misma forma en la vida real.

Quizás es por esto que existen errores de comunicación, uno ha vivido la herencia cultural, el otro no la ha vivido porque no se ha dado la circunstancia y solo tiene referencias como de quien se lee la lista de los Reyes Godos. Estos errores asumen entre personas de culturas distintas pero les damos un margen de comprensión, pero cuando se dan entre personas de nuestro mismo entorno pasamos a ser una rareza, un bicho raro, algo que ha de caer bajo los efectos del Cucal que elimina a los inadaptados del sistema.

Toleramos bastante mal que la gente no haya visitado los lugares comunes que todos tienen por seguros, no saben como reaccionar, no se lo acaban de creer, y aún así, hay cientos de personas que han visto con sus propios ojos y sufrido en sus propias carnes que la cultura está bien si eres de los elegidos para normalidad, si te quedas fuera, si te desvías, si la vida te deshereda como hijo suyo, las verdades a las que te aferras, los trucos que usas, y la estrategia que sigues para mantenerte en la brecha, no tienen nada que ver con las del resto de las personas.

Me decía uno hace tiempo que el había sido feliz, que había tenido una infancia feliz, que había tenido una adolescencia feliz y que si, que podría considerarse feliz. Y lo decía así, a bocajarro, yo se lo que es ser feliz a base de leer mucho, ver películas, series, pero me cuesta encontrar ese concepto reflejado en mi vida, ¿feliz?, tengo muchas dudas, creo que me he pasado toda la vida intentando encajar y no he tenido tiempo de disfrutar de ese sentimiento, que no niego que ha de ser una pasada, pero la verdad, no tengo ese recuerdo, lo que más abunda es el no entender porqué yo siempre me quedaba fuera, y a base de experiencia y tropezar siempre con la misma piedra, aceptar que siempre me quedaría fuera.

Más adelante te das cuenta que eres una commodity y que tu valor está a la altura de si en ese bar tienen gominolas o no, una sombra que no ha de molestar y saber ser gracioso, útil, simpático, escuchar, callar y aceptar ser lo que le dejan ser a riesgo de desaparecer entre la falta de aprecio del resto, que duele más que un desprecio directo.

Claro, con esta historia, con ese pasado que te obliga a buscarte argumentos para seguir en la brecha, para aguantar con la esperanza de que no todos los libros pueden estar equivocados y que en algún lugar, en algún momento, quizás, exista un sitio para la gente como tu, vas gastando años, vas gastando energía, sueños, ilusiones y el banco de la esperanza se va descapitalizando hasta que descubres que todo fue un maravilloso engaño y has sido la víctima: no te querían, ni te quieren, ni te querrán, solamente has sido alguien útil, un medio para un fin, pero nunca un fin por ti mismo ya que careces de valor.

Creéis que quizás suena exagerado, pero existimos, somos esos que estamos en los bordes de la vida, sin ganas de mirarla, esperando a que el tiempo cumpla su función y nos ahorre el esfuerzo de tener que seguir fingiendo, de apretar los dientes, de buscar más trucos para aparentar que no nos importa, cuando en realidad, lo único que queríamos es que alguien nos quisiera, que alguien nos tocara, que alguien nos rozara, que alguien nos abrazara y por esta ilusión renunciamos a todo lo que eramos y podíamos ser para darnos cuenta que también fue un engaño, y que también nos querían para colgar un cuadro o poner una bombilla.

¿Esperanza?, si, algo me queda pero no se si me llega para lo que me resta de vida.

3

Al día en cinco minutos

Resumen diario de los periódicos más influyentes del mundo

También te podría interesar

Winona

Y volvimos a piratear

Oferta y demanda, este es el mantra que cualquier sistema basado en el capitalismo repite como base fundamental de su filosofía. Si hay demanda se creará oferta. Sea cual sea tu producto, si hay un grupo de personas lo suficientemente grande que esté dispuesto a pagar por tu producto tienes mercado.

Cuando el mérito deja de ser la variable fundamental

Cuando el mérito deja de ser la variable fundamental

Las sociedades, como el agua, han de ser entes dinámicos, casi líquidos. Los elementos de la misma han de fluctuar entre todos los estados y posiciones posibles para evitar zonas estancas, y por definición, que se acaben pudriendo con el tiempo.

Google contra Europa

Google contra Europa

Cualquiera que sepa algo de economia te dira que los monopolios no son buenos, ni para el usuario, ni para la sociedad, ni para el estado. En estos momentos, vemos como en un sector que viene pujando fuerte, existe un jugador que controla el noventa por ciento del mercado, y lo mires como lo mires, es un monopolio.