Enviado por Jose el Mar, 18/10/2022 - 17:07
El mejor amigo del hombre

El mejor amigo del hombre

por Jose Salgado
Dirección | Gestión de Empresas |  Martes 18 Octubre 2022

Dicen que el mejor amigo del hombre, o de la especie humana es el perro. Te protege cuando alguien te intenta atacar, te trae el periódico y también las zapatillas, se acurruca a tu lado, viene cuando le llamas y mueve la cola cuando vuelves a casa. Sin duda, una maravilla de la naturaleza comparado con los gatos, les dan sopas con hondas porque que más allá de ser ariscos, irascibles y poco sociables, no aportan demasiado al día día hogareño de las personas.

Pero he de reconocer que no es cierto, este no es el mejor amigo del hombre. Hay otra especie que gana por goleada en esta competición por ser el mejor, o la lista de las 3 mejores amigos de señores y señoras. Esta especie es poco consciente de su propia existencia y de cual es su rol en el escalafón de la especie humana hasta que la parca, metáfora sutil, le cita para una reunión sin importancia.

Son una especie que asiente sin dar demasiadas vueltas, confía en el criterio de terceros y acepta tareas sin saber su alcance, sin ser consciente de que no tiene la autoridad para conseguirlas y por si fuera poco, tampoco tiene los recursos para finalizarlas. Estas tareas que se le encargan son las que a nadie le interesa, las que dan poco prestigio y sobretodo, están poco financiadas.

Estas personas, por su afán de cumplir lo mandado, de seguir la escala de mando, acaban hundidas en proyectos que tarde o temprano van a fracasar y cuyos responsables harán todo lo posible a base de dejadez, estructuras matriciales y despistes varios y cuando todo se precipite en un final de profecía autocumplida, será ofrecido como sacrificio ante la directiva a manos del mando medio del que antes era considerado no solo su jefe, sino su amigo.

Esta especie es víctima de los sistemas de gestión, porque si en verdad gerencia se interesara por su empresa, no podrían ocurrir estos casos ya que una mínima investigación quedaría claro que no hay sido culpa del último eslabón, sino la dejadez de los mandos superiores, que acaban como suelen acabar, despidiendo al pobre Juan Don Nadie y promocionando al su jefe por el esfuerzo de reconducir un problema que el mismo ha creado.

Por esto, por esta razón tan sencilla, el mejor amigo del hombre, sobretodo si estás en puestos de gestión, es el chivo expiatorio.

23

Al día en cinco minutos

Resumen diario de los periódicos más influyentes del mundo