Enviado por Jose el
Viralización de una web

Viralización de una web

por Jose Salgado
Marketing | Tecnología | 

Viralización y gamificación son los dos conceptos que vengo escuchando últimamente con bastante insistencia, que si hemos de ser virales, que si hemos de gamificar la plataforma (nota curiosa, el corrector automático me ha cambiado gamificar por gasificar, y creo que en este caso tiene razón), primero los contagiamos, luego los volvemos adictos a la plataforma e voilá, ya tenemos el primer paso para poder monetizaros.

Como yo soy un tipo de esos que en vez de sangre tengo ceros y unos corriendo por la sangre de tanto usar las telecomunicaciones, creo que antes de todo, sería bueno explicar lo que es cada cosa, pero en el post de hoy me voy a centrar en el primer concepto.

La viralización o marketing viral es un concepto bastante claro, es otro ejemplo de un concepto tomado de otro campo (medicina, biología o bioquímica) y se ha pasado al mundo de la tecnología para referirse a un suceso o un evento que ha ido creciendo de forma exponencial sin necesidad de que intervengan agentes externos. En el campo que me preocupa, internet, vendría a ser una web, un vídeo o una noticia, que sin necesidad de invertir en publicidad y gracias a las redes sociales, al comentarlo a tus amigos, se hace va haciendo popular. Con popular me refiero a que lo visualiza más gente (el video), lo lee más gente o lo más importante, consigues más usuarios (websites). Un ejemplo claro de viralización es Pinterest o Instagram, que sin prácticamente publicidad tienen unos ratios gigantescos de nuevos usuarios. A veces, a esto también se le llama crecimiento orgánico, y este concepto creo que sale de que es algo que pasa de forma natural… pero creo que eso de natural es tan cierto como que la leche que nos tomamos en el desayuno es idéntica a la leche vaca.

Como veis, la idea es fácil, tu creas lo que sea y confías en que se propague de forma exponencial entre usuarios sin que tu intervengas. Pero esto es igual que e=mc2, parece fácil pero no es tan sencillo conseguir, unos proponen ser polémicos, otros ser divertidos, otros tocar la fibra sensible. En cualquiera de los casos, todos los ejemplos apuntan a mensajes sencillos y directos a las emociones o bien al sentido del humor, nada serio y sustancial, nada de análisis, nada de metafísica. Es puro caca, culo, pedo, pis y póngame otra cervecita que estoy aquí pasándolo bien con mis amigos.

Haciendo una simplificación, yo veo dos tipos de acciones virales. La primera sería la del típico video o anuncio que se hace popular a base de ser compartido multitud de veces. Este ejemplo concreto te puede dar visibilidad y branding, pero no te garantiza usuarios o ventas (que suele ser el fin de toda campaña). La razón es bastante simple, la publicidad que has creado puede ser divertida, interesante o tierna, y eso hará que se comparta, pero cuando haces click te lleva a una web que te pide datos, o bien que te registres o que te des de alta. Esta es la parte del funnel donde el cono se estrecha hasta niveles de agujero negro, si con suerte consigues un 5% puedes dar saltos de alegría.

El segundo camino es el de incrustar la viralidad dentro de la propia web, ya sea en el proceso de alta o en la consulta de contenidos. Un ejemplo es cuando te apuntas a una nueva web, te pide cuatro datos básicos para que el ratio de abandono no sea muy alta. En algún punto de este proceso, generalmente hacia el final, se te pide que subas tu libreta de contactos, este paso es cuando la web usa todas las direcciones para enviar invitaciones a toda tu agenda para que se den de alta. Si el sistema es sofisticado, usara tus datos y buscará por si tiene más información para crear mensajes más sugerentes estilo: Tus amigos Paco y Angustias (y tres contactos más) están ya en theweb, pulsa en el aquí para conocer más. Obviamente este call to action es una castaña, pero seguro que es algo por el estilo y más trabajado. Otro camino es usar la opción de compartir dentro de la misma web, ya sea un comentario en un foro, una oferta de trabajo, un curso en una universidad, en resumen, cualquier tipo de contenido es susceptible de sufrir este proceso. Así que se suele añadir un botón que indica Share o Compartir, para que lo reenvíes a tus contactos. Si lo usas, nos llegará un mensaje estilo: Ana piensa que esto puede ser interesante para tí, Paco y Antonio también creen que es interesante. Y sino eres miembro de la plataforma, te saldrá un bonito sistema de registro y al igual que en primer paso, te pedirá los datos y que subas tu agenda de contactos.

El único problema que veo yo con todo este tema de la viralización, es que funciona mucho mejor a gran escala (y todos quieren que funcionen a gran escala), y para eso ha de ser algo que esté destinado a grandes masas de gentes. Es fácil asumir que si veo un vídeo de un gatito dándole lametones a la televisión mientras se está reproduciendo Buscando a Nemo, puede que me dé por enviarlo a todos mis contactos para hacernos unas risas. Esto no puede ocurrir con contenido más profesional y segmentado, si consulto Enteric Neurons and Systemic Signals Couple Nutritional and Reproductive Status with Intestinal Homeostasis, creo que no a pulsar el Compartir con todos, escogeré puntualmente a quién puede interesarle y solamente lo enviaré a una o dos personas.

No obstante, ya seas un producto de masas o muy específico, la viralización es algo que funciona y muchos picamos. Hacer memoria y pensar ¿en cuantos mensajes de invitación habéis recibido para las más extrañas de las redes, invitados por algún contacto que os tiene en su agenda? bastantes veces, la verdad. Y quizás tu no piques, pero por muy bajo que sea el porcentaje de CRT, es todo beneficio porque no supone un coste para el departamento de marketing ya que tu eres quién haces el esfuerzo.

Si quieres vitalizar y no eres una empresa puramente internet, hay varias opciones que puedes usar para conseguirlo, desde los widgets de Twitter, pasando por las aplicaciones de Facebook que se integran en todo tipo de blogs, o incluso ya hay plataformas estilo sharethis, Addthis o shareholic que te proporcionan todo tipo de estadísticas, datos y demás analíticas para que te vayas introduciendo en esto de la virilidad y el constipado. Si además, usas plataformas como Wordpress, Drupal o similares, encontrarás plugins para crear virilidad en el proceso de registro en la web, facilitándote el trabajo.

86

Al día en cinco minutos

Resumen diario de los periódicos más influyentes del mundo