Enviado por Jose el Mar, 17/09/2019 - 18:15
Testamento
Dirección | Servicios profesionales |  Martes 17 Septiembre 2019

CMS, supongo que a más de uno estas siglas le sonarán a chino pero no son más que Content Manager System, o dicho en castellano, gestores de contenido. Son aplicaciones que sirven para publicar contenido en internet.

Hace muchos años publicar no era tan fácil, había que tener conocimientos de html, programación, y no existían sistemas que separaban lo que es diseño, código, trabajo y redactado y todo caía en manos de la misma persona.

Poco a poco la cosa fue avanzando y cada área empezó a ser ocupada por perfiles cada vez más especialistas, con lo que los diseñadores hacían una cosa, los maquetadores otra, los programadores a lo suyo, los administradores y gestores de bases de datos a sus programas y por último, los redactores a redactar.

Ahora, tenemos muchos programas para publicar contenido en internet. Parto de la base que nos nos rascamos el bolsillo y no tiramos de soluciones gratuitas como Wordpress o Medium, que son excelentes para personas que simplemente quieren tener su espacio y decir la suya sin liarse la manta a la cabeza ni intentar monetizar demasiado el esfuerzo.

Cabe añadir que Medium si que ha dado un paso adelanta con su política y creo que es la mejor opción para profesionales de la escritura -y con ello me refiero a gente que quieren que les pagen por escribir hagan lo que hagan- y proporciona un entorno muy interesante para neófitos de la tecnología.

Una vez aclarado esto vemos que tenemos cientos de alternativas en el mercado, desde Wordpress[1], pasando por Joomla[2] hasta llegar a Drupal[3], y sólo menciono con los que estoy más familiarizado porque versiones hay hasta decir basta.

Respecto a los que yo conozco y he trabajado con ellos, y con trabajar me refiero que he tocado código y no solo he instalado un tema y dos plugins, veo una diferencia sustancial entre ambos casos.

Si hablamos de Wordpress veo que para soluciones no muy complejas es ideal, tiene un mercado de plugins y temas que pasando por caja puede solventar casi cualquier tipo de necesidad que tengas. Esto no sólo es útil para los que demandan soluciones sino para los que las venden, hay un mercado acostumbrado a pagar por un plugin o por tener soporte. Lo veo lo justo y lo necesario, el tiempo vale dinero y si quieres algo el camino más directo es aflojar la cartera.

Por otra parte Drupal, un mundo más puro si lo miramos con los ojos del desarrollador. Es un más háztelo tu mismo con toda la potencia que puedes pedir. Es capaz de hacer de todo pero el mercado de soluciones prediseñadas es muy limitado y si quieres algo has de programártelo tu mismo o contratar a un profesional.

Drupal tiene la ventaja que te soportará de todo, pero el coste de un experto es bastante alto porque la curva de aprendizaje y lo que puede llegar a hacer a mi me sorprende cada día. De hecho muchas webs que nunca dirías que están desarrolladas con Drupal tienen a esta solución como base de todo el sistema.

Queda una última opción y la que nunca recomendaría para PYMEs que es que te hagan un desarrollo a medida. Si partes de un CMS existente siempre podrás cambiar y migrar, pero como caigas en manos de un sistema cerrado, ya sea a medida o privativo, vas a pagar tarde o temprano con tus datos o con tu dinero.

Por lo que personalmente, apuesta por CMS abiertos, paga por el desarrollo y mantén siempre los datos bajo tu control. Eso sí, ten en cuenta que esto tiene un precio, dinero, y del mismo modo que tu valoras tu tiempo, los desarrolladores, maquetadores, diseñadores, redactores, administradores y gestores, también valoran en suyo. Si quieres algo profesional, contrata a un profesional.


[1] Wordpress

[2] Joomla

[3] Drupal

11

Al día en cinco minutos

Resumen diario de los periódicos más influyentes del mundo

También te podría interesar

Gestión de estres

Gestión de estres

Permitidme que infle ha hostias al desgraciado que en una reunión dijo, con ese aire sobrado y de domador de leones con exceso de gomina, mi equipo rinde al 120%

En internet nadie lee tu blog

En internet nadie lee tu blog

Imaginaos que vais a una fiesta, es una de esas fiestas donde dicen que todos pueden ligar y hacer amigos Os ponéis guapos, usáis colores de moda para que la gente intuya que eres un tipo moderno y actual. Preparas un discurso rápido para cuando conoces gente y poder seducirla. Te aprendes el discurso, te miras al espejo, y te das cuenta que ya estás listo: eres moderno, eres actual, y tienes un mensaje claro y contundente. El problema es que cuando llegas a la fiesta hay ciento cincuenta y dos millones de personas que han seguido tus mismos consejos y que dicen tus mismas palabras.

Qué ocurre cuando alguien intenta suplantar tu identidad

Qué ocurre cuando alguien intenta suplantar tu identidad

Todos hemos visto películas o documentales sobre suplantación de identidad, gente que con ingeniería social o haciendo uso de nuestra propia pereza, consigue nuestras claves y toma control de nuestra identidad digital. Es algo que asusta pero nunca pensamos que nos puede pasar a nosotros porque siempre usamos claves distintas, largas, alfanuméricas y las cambiamos cada sesenta días -y esto es una ironía-