Enviado por Jose el Lun, 30/09/2013 - 12:12
Breaking Bad y la empresa

Breaking Bad y la empresa

por Jose Salgado
Dirección | Gestión de Empresas |  Lunes 30 Septiembre 2013

Se ha acabado una de series que estará en el Olimpo de la calidad televisiva tanto por su guión, actores, decorados, puesta en escena y otras tantas categorías de las cuales no tengo ni idea de que existen y, peor todavía, no tengo ni la más remota idea de a que se dedican. Pero de esta serie si que podemos aprender algo a nivel empresarial.

Las crisis son una oportunidad

Es más que probable que si Walter White no hubiera padecido cáncer y no hubiera afrentado la disyuntiva de dejar su familia arruinada a base de facturas médicas, jamás se habría convertido en un emprendedor. Si, no es la línea de negocio con glamour que a muchos nos gustaría tener, pero es una línea de negocio si hablamos estrictamente de empresa. Vio que no tenía nada que perder, y eso le dio las fuerzas para cambiar la situación y colocarse al mando de su vida.

Descubre cual es tu cualidad

Walter tenía una ventaja sobre todos nosotros, era un genio de la química, un perfeccionista compulsivo, y estos conocimientos lo hacen especialmente útil en el mundo de fabricar metaanfetamina. Pero no sólo Walter es único, todos tenemos algo que nos diferencia de los demás, quizás no sea tan significativo como Walter, quizás nuestro radio de acción sea más pequeño porque existe mayor competencia, pero indudablemente siempre hay algún apartado en el que somos mejores que la media y nos puede garantizar un mercado, pequeño o grande, y desde el cual podemos empezar a plantearnos el empezar a apuntalar nuestra empresa y comenzar a crecer.

Diferénciate del mercado

La droga que cocinaba Walter no es que fuera buena, es que era azul y eso la diferenciaba del resto. El color y la calidad era lo que desde un punto de vista de marketing hacía que los clientes estuvieran dispuestos a pagar más por un producto. Un simple cambio de color identificaba la procedencia y la calidad, y por ende, hacía crecer la demanda.

Ten un grupo pequeño de confianza

Por muy bueno que seas, no puedes estar siempre en las trincheras. Ten a personal de confianza en el que puedas delegar y en el que tengas total confianza. Walter tenía a Jesse, confiaba en él a pesar de todas las perrerías y trampas que le había hecho, pero podía contar con su lealtad pasara lo que pasara.

No tengas miedo en buscar alianzas

No seas megalómano e intentes realizar todo el proceso por ti mismo. Walter controlar el producto end to end y eso acaba en desastre por varias razones: no conoce el mercado, no conoce las reglas, y lo pero de todo, se acaba peleando con bandas rivales. Y aunque en el mundo de los negocios no suelen ir asesinado colaboradores, existen otras técnicas que pueden hacer que tu negocio se ahogue antes de empezar porque has pisado el callo a algún pez gordo de la ciudad. Se consciente de que parte del proceso controlas, y desde ahí intenta controlar el resto, no seas avaricioso ni imprudente.

No existe el Win-Win

Por mucho que te digan que el resultado final de una negociación es el en que todos ganas, no seas iluso, siempre hay uno que gana más que otro. No seas estúpido y acéptalo. Si encuentras un acuerdo en el que tu ganas un 30%, pero tu contraparte gana un 35%, no pelees demasiado por igualarlo, acéptalo. Incrementa tu activo circulante, fortalece tus finanzas, mejora tu know-how y equipamiento, y ya vendrán épocas mejores para renegociar, o quizás, para buscar otros socios. 

Siempre hay alguien más listo que tú.

En la serie esto no se ve, pero si se deja claro que si dejas huecos libres para la competencia, esta entrará y podrá quitarte o cuota de mercado, o directamente perseguirte vía criminal por fabricar drogas. En Walter fue el ego que le impidió deshacerse de una pista fundamental que le obliga a cometer errores que de los cuales se arrepentirá.

Aprende de los errores de tus enemigos

Está claro que antes que esto sería aprender de tus errores, pero asumo que esto ya lo habréis leído en otro blog de management, yo os digo que aprendáis de los errores de vuestra competencia. Uno de los clavos que propició el ocaso de Walter fue el no aprender de los errores de sus enemigos y socios. Querer dejarlo todo cerrado, querer dejarlo todo atado y bien atado propició que los nuevos actores que entran en el juego acabaran con su imperio y quién sabe si con él.

Y a vosotros, ¿se os ocurre alguna lección más?

8

Al día en cinco minutos

Resumen diario de los periódicos más influyentes del mundo

También te podría interesar

Como motivar a tu equipo: diez trucos básicos

Como motivar a tu equipo: diez trucos básicos

Ahora que estamos solos, ¿tú también estás hasta las narices de tus trabajadores?, siempre están igual, que cobran poco, que no están motivados. Realmente son unos pesados todo el día con quejas y lamentos y al final te toca a ti solventar la papeleta.

Tu no lo sabes, pero me quieres mucho

Tu no lo sabes, pero me quieres mucho

Los límites de riqueza que uno puede acumular no están en el mercado sino en la percepción que tiene la sociedad de tu riqueza.

¿Todo se reduce a la cuenta de resultados?

¿Todo se reduce a la cuenta de resultados?

Ultimamente parece que todo se reduce a aumentar beneficios, todo es licito para conseguir que esa fantastica hoja excel, biblia y sancta sanctorum de los ejecutivos, marque un incremento de beneficios. Las grandes multinacionales contratan a directivos que venden su alma, pero la venden muy bien a juzgar por sus sueldos e indemnizaciones, para que el lema de todo vale, haga furor entre los despachos de los directivos con ansias de poder.