Enviado por Jose el Mié, 02/12/2020 - 18:20
Pump Up The Volume

Del blog al podcast

por Jose Salgado
Dirección | Información |  Miércoles 2 Diciembre 2020

Un blog es una de las actividades que cualquier PYME debería de tener en cuenta en su plan de marketing, incluso cuando no se ha diseñado ninguno y vamos improvisando para captar clientes.

El blog te permite dejar por escrito documentos sobre lo que sabes, dejas constancia de tu experiencia y de tus conocimientos para que cualquier indexador -básicamente google- te encuentre, te posicione en su sistema[1] y con un poco de suerte -si no lo buscas- o de mucho trabajo -si pagas a un experto- aparece en la primera página de sus resultados.

En anorta hemos trabajado en el blog durante mucho tiempo y nos ha funcionado, pero hemos llegado a un estado mental que ya no nos llena, escribir sobre lo que ya sabemos para intentar convencer a un potencial cliente que somos su mejor opción es menos interesante que antes. Ahora nos llena más dar un giro de ciento ochenta grados[2] y volver a enfocarnos en lo importante, en no solo repetir lo que sabemos sino en abrir las ojeras y escuchar.

Quizás sea esto por lo que nos estamos enfocando a los podcast[3], éramos y somos grandes consumidores de radio. No hablo programas pertenecientes a grandes corporaciones de comunicación que se han lanzado como chacales a este pastel de atención para subir sus ingresos de publicidad, sino al podcast más manual, artesano, y quizás, sincero.

Ahora queremos hablar con nuestros clientes, escuchar su historia sin importar si nos ven mil o cien mil personas, porque no es un diálogo pensando para vender, sino para mejorar nosotros como profesionales. Sabiendo que motiva, conociendo como trabaja y siendo parte silenciosa en su descripción de su vida, de este modo, abriremos nuestras mentes a nuevas visiones y experiencias.

Algunos dirían que lo que se lleva ahora es el formato audiovisual, que tendríamos que optar por el video, ya sea en Youtube o los directos en Twich, pero creemos que cuando se cierran los ojos es cuando se ve mejor. Y reconociendo las virtudes de estos canales de comunicación, crearían unas necesidades de producción que nos distraerían del objetivo principal. En un podcast necesitamos una persona, dos micrófonos y pulsar la tecla de grabar.

No voy a mentir y afirmar que partimos con toda la estructura técnica que nos gustaría, pero sí con lo mínimo que nos permite producir un podcast de cierta calidad. Además, hemos sopesado varias plataformas y nos hemos decantado por RedCircle[4] en detrimento de Ivoox o otras similares. Nos interesaba la funcionalidad y la sencillez y creo que ahora mismo no tiene rival. Aunque os engaño, me encantaría tener el combo de Rodecaster Pro[5] y un par de micros de la misma marca, pero hemos de tener un poco de paciencia.

Pero no vamos a renunciar al blog del mismo modo que no podemos renunciar a tener nuestra visión del mundo, los negocios y cuales son las mejores soluciones para nuestros clientes, seguiremos escribiendo con una periodicidad menor (un post al día era un esfuerzo que nos dejó vacíos y sin tiempo para masticar la realidad y poder explicarla). Con lo que cada miércoles publicaremos un post sobre las temáticas que ya tratábamos anteriormente pero intentando ser un punto más didáctico.

Ahora, a partir de aquí, podemos decir que somos prácticamente multimedia, con el blog y el podcast. Quizás, en algún momento en el futuro sopesemos la opción de hacer directos o entrevistas en video, pero de momento, vamos a ir paso a paso para poder llegar a nuestras metas, que son diversas y no siempre fáciles de alcanzar, pero que sin duda nos retan para extraer lo mejor de nosotros.

Y nuestros clientes, con este giro, siguen siendo el centro de nuestra visión. ¿Llegarán clientes nuevos con esta estrategia?[6], espero que sí, pero el objetivo es que los que ahora comparten su camino con nosotros sean algo más que entradas en la base de datos de clientes y podamos compartir más aventuras. Y para los que vengan a visitarnos, estamos abiertos para escucharles, no se si podremos responderos todas vuestras dudas, no se si podemos solventar todos tus problemas, pero tener claro que os escucharemos para darlos la mejor solución para vosotros, ya sea por nuestros propios medios o refiriéndoselo a otros profesionales que estarán más preparados para lo que vuestra empresa necesita.

De mientras, aquí os dejo el enlace a nuestros podcast, espero que os gusten y disfrutéis escuchándolo tanto como nosotros haciéndolo. Con todos ustedes, La Máquina del Café[7] cada domingo a las cinco de la tarde, como decía Federico García Lorca.

Película[8]


[1] 13 ventajas de tener un blog corporativo - Rock Content

[2] El cliente en el centro no es un eslógan - El País.

[3] Qué es un podcast: definición y funcionamiento - El Español

[4] RedCircle

[5] Rodecaster Pro

[6] 7 estrategias para vender más - Entrepreneur

[7] La Máquina del Café. Podcast de anorta.

[8] Pump Up the Volume

22

Al día en cinco minutos

Resumen diario de los periódicos más influyentes del mundo

También te podría interesar

Dime quién paga el estudio y te diré las conclusiones

Dime quién paga el estudio y te diré las conclusiones

El jueves pasado vi el título de un artículo y como me parecía diseñado para predicar a los conversos y como yo soy de esos que van loco para ser excomulgado, me lo guardé para leerlo más adelante. Como soy un poco vago, y porqué no decirlo, tengo bastante trabajo que sacar adelante hasta el día de hoy no he podido leerlo a fondo.

Me dijeron que era imposible, y unos días tienen razón y otros no

Si os soy honestos, no tengo ahora mismo conexion a internet y no puedo acabar de verificar lo que creo que se sobre el siguiente concepto: Los limites de mi realidad son los limites de mi lenguaje.

Leonardo

Lo que nos queda por aprender

Hay días que te levantas con el ego subido y crees que no hay nada nuevo bajo el sol, que has visto de todo, que lo has experimentado todo y que en tu sector estás al día de todo lo que ocurre. Estás tan seguro y confías tanto en tus capacidades como en la experiencia que tienes que casi podrías trabajar con los ojos cerrados.