Enviado por Jose el Mar, 09/06/2015 - 11:11
Los medios clásicos han de ser parte de tu estrategia de comunicación
Marketing | Información |  Martes 9 Junio 2015

Early adopters, influencers, copywriting, storytelling, linkbuilding, SEO off-page, SEO on-page, Adwords, Social Media Marketing, Email Marketing, growth hacking y no se si me dejo alguna tendencia más, pero nos pongamos como nos pongamos, a día de hoy te hace falta algo fundamental y es tener un buen departamento de prensa.

No quito valor a todo lo anterior, de hecho esto convencido de su utilidad en su contexto y su ámbito, pero si realmente quieres ser conocido te toca pasar por los medios tradicionales. Si, esos mismos que todos llamamos anticuados, obsoletos pero que siguen siendo los que marcan la actualidad en la que vivimos. 

La mayoría de personas que tienen poder de decisión, basan sus análisis en periódicos y radios especializadas. Es cierto que cada vez más se leen blogs, pero son de expertos de ciertas materias o bien son influencers, por lo que es importante saber que opinan, pero buscan en google ni en Facebook información seria, contrastada y útil para su empresa.

Oigo mucho la teoría de la multipantalla y como está quitando espacio a la televisión, cuando lo que yo veo con mis propios ojos que la gente realmente ni ve la televisión y se dedica más a decir lo que opina -sin saber que han dicho porque está más pendiente del móvil- y de forma desesperada cuenta con que a alguien le hará gracia su comentario y tener esos dos segundos de fama del que habló Andy Warhol -si, el dijo quince pero cada vez disponemos de menos tiempo-

Si después de leer unos cuantos libros -si, libros no blogs- sobre comuicación y periodismo, el flujo de noticias tiende a ser el mismo desde hace tiempos: periódicos, radio y televisión. Los primeros marcan el tono, la radio lo recoge y lo analiza y por último, la televisión lo amplifica. Cierto es que la banalización de la cultura que venimos sufriendo hace que se haya añadido un eslabón, que son los blogs y redes sociales, al principio de la cadena pero quién sigue seleccionando los temas importantes son periodistas, no blogueros ni influencers.

Un influencer tiene importancia si tienes a quién influir, sino es el caso, lo más práctico es crear la influencia a través de los medios clásicos. Es verdad que los periodistas se han de adaptar a los medios que vivimos y siguen pensando que son los reyes del mambo -sobretodo los que tienen más de treinta años- pero son las estrellas que tenemos que conquistar, y no usando los clásicos trucos de internet que todos hemos leído millones de veces. Hay que llegar a ellos y realmente interesarles con nuestra supuesta noticia, porque lo que realmente queremos es un publireportaje sobre lo fantástico que somos. Para conseguir esto no vale con hacer un emailing soltando un documento para que se lo lea, hay que picarle la curiosidad, darle algo que sea diferente y que pueda vender a su redactor. Si, digo vender porque todos respondemos ante alguien, el periodista ante el redactor jefe, el redactor jefe ante el director y el director ante la junta de accionistas, y el accionista ante su pareja por que no tiene dinero para comprase el último Ferrari y quiere más dinero.

Si, hay que vender tu contenido a los periodistas y darle un halo de credibilidad. Los medios están básicamente hartos de proyectos absurdos que no aguanten ni seis meses. Y están hartos no porque les sepa mal que los proyectos fracasan, sino porque si les dan espacio en sus medios y fracasan, su reputación como cribadores de la realidad se ve afectada y menos gente les va a creer, y eso son menos ventas, y eso menos dinero, y recordar la pareja del accionista, que ahora, aparte del Ferrari quiere un iWatch de platino.

Así que ya sabes, son importantes y has de tratarlos en consecuencia, incluso mejor que mucho que a los infuencers. Has de cuidarlos, mimarlos y darle toda la información de la forma más clara posible para que la pueda sumarizar ante sus jefes y que no sea la misma historia de siempre: emprendedores crean bla, bla, bla… hay que añadir algo más porque los consumidores, osea, nosotros, no nos gusta repetir noticias y queremos sangre nueva o que al menos lo parezca.

Y no os pongáis estupendos, ¿porqué creéis que el lineal de lácteos tiene productos nuevos cada mes?, si es un maldito yogur, pero como somos tan estupendo se han de inventar alguna parida, no para que compremos más, sino para que mantengamos el ritmo de compra.

Por último, y no por ello menos importante, quizás os sorprenda pero todavía hay periodistas de raza y que saben hacer su trabajo, con lo quizás tengáis suerte y os toque uno. O quizás no, quizás os toque y detecte que vuestro proyecto es una parida y no os dedique más que el medio segundo que tarda en pulsar la tecla suprimir al leer vuestro mensaje.

Película:

4

Al día en cinco minutos

Resumen diario de los periódicos más influyentes del mundo

También te podría interesar

Como tomar la decisión correcta

Como tomar la decisión correcta

Una de las ventajas de tener como socio a un filosofo es que muchas veces te fuerza a pensar mas de lo que te gustaria.

De historia y conocimiento

De historia y conocimiento

Ultimamente me preocupa sobremanera la poca capacidad que la sociedad tiene para ubicarse en el mundo, en el contexto de las demas corrientes, y la total ignorancia que posee de la historia, y lo que es mas terrorifico, es su poca capacidad critica.

La felicidad, como el éxito, no es una meta sino un residual

La felicidad, como el éxito, no es una meta sino un residual

¿Os acordáis cuando en matemáticas y os tocaba resolver un problema[1]?. Era importante conocer las fórmulas, pero antes de ponerse a pensar o de aplicar soluciones, lo primero era entender el problema y como podríamos resolverlo. ¿Y cuantas veces hemos suspendido porque en vez de pensar, nos hemos lanzado sin comprender que es lo que estaban preguntando?. Esto nos ha ocurrido a todos alguna vez en la vida y también en todos los ámbitos, ya sea laboral o profesional.