Usted está aquí

El bienestar de los hogares crece en los países desarrollados a pesar de la desaceleración mundial