Usted está aquí

Europa pierde la paciencia con la indecisión británica